• EMI y Personal Técnico Especializado de CONAFOR logran controlar el incendio en un 75 por ciento.

     
  • Combatientes atienden incendios en Calakmul y Hopelchén.

     

    Con el apoyo de 139 combatientes, el Equipo de Manejo de Incidentes (EMI) logró liquidar en un 55 por ciento el incendio forestal del ejido Pixoyal en el municipio de Champotón, pese a las condiciones climatológicas adversas y la falta de caminos de acceso a la zona del incidente.  

    El personal técnico especializado de la Comisión Nacional Forestal (CONAFOR) continúa con la supervisión de la construcción de brechas cortafuegos ampliados por contrafuegos que aseguran liquidar en próximos días, el incendio forestal que dio inicio desde el pasado 20 de marzo.

     

    En tanto, el helicóptero MI-17 de la Secretaría de Marina intensifica las descargas de agua en la sección sur en donde el incendio continúa activo y con un control del 75 por ciento, afectando 700 hectáreas de una zona compuesta por renuevo arbusto y pastizal.

     

    Las acciones de planificación, operación y logística que realizan las dependencias Federales, Estatales y Municipales son respaldadas y asesoradas por el Centro Regional del Manejo del Fuego del Sureste (CRMFS) con el objetivo de garantizar la eficiencia en el combate al fuego.

     

    La fuerza de trabajo está compuesta por combatientes de la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNATCAM), de la Secretaría de la Defensa Nacional (SEDENA), la Secretaría de Marina (SEMAR), de Protección Civil, voluntarios y de la CONAFOR.

     

    Por otra parte, 34 combatientes de la SEMARNATCAM, CONAFOR y ejidatarios atienden el incendio forestal reportado en la noche del viernes, en la comunidad Gustavo Díaz Ordaz del municipio de Calakmul.

     

    En el municipio de Hopelchén, es atendido un incidente catalogado como menor, en la comunidad de Xmabén 3, el cuál presenta 30 por ciento de control y afecta una zona compuesta por arbusto y pastizal.

     

    Una vez concluidas las acciones de combate al fuego, las brigadas realizarán los trabajos pertinentes para establecer el total de hectáreas afectadas, dando lugar a la Procuraduría Federal de Protección Ambiente (PROFEPA) para definir la causa de los incendios.