En conferencia de prensa, la regidora de Morena ante el Ayuntamiento de Campeche, Bertha Pérez Herrera, aseguró que en nuestro país muchas mujeres abandonan su trabajo al convertirse en madres, debido a la dificultad que encuentran para lograr una conciliación entre la vida personal y la laboral.

 

Explicó que en la actualidad se continúa despidiendo a las mujeres por embarazarse o por ausentarse por el cuidado de hijas e hijos, a pesar de que esto se encuentre prohibido por la ley.

 

“En la práctica de las últimas décadas de considerar a las personas trabajadoras completamente disociadas de todo lo que no es trabajo, se ha olvidado que todos los seres humanos necesitan tener una vida privada, tiempo suficiente para el descanso y para el esparcimiento. Y, en el caso de quienes ejercen la maternidad, el tiempo que necesitan para convivir con sus hijos o hijas, así como para hacerse cargo de sus responsabilidades familiares y del hogar”, apuntó.

 

Pérez Herrera, dijo que la fragmentación y el conflicto entre los ámbitos laboral y personal generan situaciones de explotación laboral, de opresión, de desigualdad y violaciones a derechos humanos.

 

“Es un hecho que, en general, la falta de conciliación afecta a las madres trabajadoras en mayor medida. La necesidad de conciliar responde a la búsqueda de una plena igualdad entre hombres y mujeres, y de terminar con situaciones de opresión que aún viven las mujeres”, declaró.

 

Por esta razón, afirmó, vale la pena retomar iniciativas políticas que protejan a nuestras madres trabajadoras en el campo laboral y social buscando un piso de igualdad y seguridad en la sociedad.

 

“Valdría la pena recuperar iniciativas como el de la senadora Layda Sansores que busca proteger y fortalecer los derechos laborales de madres trabajadoras al servicio del Estado. Para ello propone implementar diversos mecanismos que permitan favorecer el tiempo libre a las trabajadoras, destacando: 1) horarios laborales matutinos y vespertinos; 2) trabajo desde casa, mediante aplicaciones y tecnología, sin perder contacto con superiores jerárquicos; y, 3) laborar cuatro horas matutinas o vespertinas en el centro de trabajo y el resto desde el hogar”, finalizó.