Grupo espurio intenta con asamblea ilegal evitar la rendición de cuentas a la directiva en funciones, de 2017-2020; se denuncia su mal proceder en la venta de terrenos de mucha plusvalía aledaños al aeropuerto internacional de Cancún.

Héctor Cobá

visionsur.mx

Twitter: @HctorCob

Facebook: Héctor Cobá

hectorcobáEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fotos: Héctor Cobá

CANCÚN, Quintana Roo.- La no rendición de cuentas, fraude por más de 700 millones de pesos y oscuridad en la venta de terrenos, así como la falta de pagos denunció el comisario del Nuevo Centro de Población Ejidal (NCPE) Luis Martínez Rocha, en rueda de prensa convocada en la casa ejidal.

En su intervención el asesor y contador del grupo ejidal Marco Coronado mencionó el resolutivo del Octavo Tribunal Colegiado del Primer Circuito, con fecha 6 de octubre de 2016, definió que la venta de terrenos ejidales, de Bonfil, no son deducibles de impuestos por efecto de la venta de estos, lo que contradice el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que se retiene a cada vendedor.  

 

Martínez Rocha presentó los documentos probatorios, respaldado por las autoridades, sobre el mal proceder de un grupo de ejidatarios, quienes se niegan a rendir cuentas claras de la venta de terrenos de mucha plusvalía, situados detrás de la avenida Huayacan y aledaños al Aeropuerto Internacional de Cancún, acompañado de la secretario del NCPE Antonina Segovia Sánchez y del tesorero Víctor Nava Vera, más otros socios ejidatarios.     

El comisario ejidal de Bonfil remarcó que un grupo contrario a la directiva ejidal que él preside, que pretende desconocer con firmas falsas su periodo legal de mandato, del 2017 al 2020, en un afán de no entregar cuentas acerca de la venta de los señalados terrenos, de los que sí se descontó a todos el ISR, pero no se les ha dado el correspondiente porcentaje de ganancia con base en el 70 por ciento de lo obtenido por las ventas.

Aunque existe un pleno conocimiento de que no se cumplió con el 25% de firmas que se requiere por ley para convocar a la asamblea de remoción, la Procuraduría Agraria a cargo del jefe de residencia Jhonny Alberto Cámara Huchin, aceptó dicha solicitud misma que carece de fundamentación y motivación y en complicidad emitió la Convocatoria para celebrarse el día 18 de julio del presente año, añadió.

Martínez Rocha aclaró que el grupo contario pretende hacer creer al interior del Ejido, engañando a la gente para evitar dar cumplimiento a la rendición de cuentas y la destitución de los integrantes del Consejo De Administración de la Inmobiliaria (Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo SA de CV) como son Marco Antonio Alemán Torres (presidente de la sociedad), José Bernardino López Contreras (tesorero de la sociedad), Edgar Cruz Muñoz (primer vocal) y Benito Estrada Diaz (comisario de la sociedad).

Aquí reside el verdadero interés que este grupo disidente a toda costa pretende con la solicitud de remoción de la actual directiva ejidal, engañar a la gente y dando dádivas para buscar que los apoyen, dicha rendición de cuentas solicitada al Consejo de Administración de la Sociedad es un mandato expresado por la Asamblea General de Ejidatarios de fecha 7 de octubre del año 2018, en la cual no le fue aprobado el informe financiero presentado a la misma, detalló.

Subrayó que la Asamblea le otorgó un periodo de 15 días para rendir cuentas claras de los 112 millones de pesos obtenidos por la venta de las hectáreas, y es el día de hoy (15 de julio de 2019) que el Consejo de Administración no lo ha realizado, por el contrario, buscan la remoción de la directiva ejidal para tener el control como socio mayoritario de la sociedad y aprobar sus propios informes.

Este es el verdadero motivo que buscan los disidentes encabezados por Marco Antonio Alemán Torres (presidente de la sociedad), José Bernardino López Contreras (tesorero de la sociedad), Edgar Cruz Muñoz (primer vocal) y Benito Estrada Diaz (comisario de la sociedad), acompañados de Rosario Monreal Saucedo, Lorenza Berumen Luevanos, Silvestre Córdova Pacheco, Marcelino Alemán Cortina, Emilio Berumen Luevanos, Nicolás Ávila Acevedo, Jacobo Castorena Ramos; buscan la destitución de la Comisaría Ejidal en turno para poder nombrar a un nuevo representante ejidal que esté a modo y en contubernio con ellos para poder desistirse de las denuncias que pesan sobre los primeros cuatro nombrados, así como la demanda de solicitud de Asamblea para la rendición de cuentas, destacó.

Reacio Estrada Díaz, que funge como comisario dentro de la Sociedad, quien entre sus principales funciones y responsabilidad en Bonfil Nueva Alternativa de Quintana Roo, SA de CV debió vigilar el actuar de todo el Consejo de Administración; sin embargo, durante 10 años sólo se encargó de cubrirlos y que hoy en día pretende seguir haciéndolo promoviendo la remoción de la Directiva Ejidal para desistirse de la acción penal que existe en contra del Consejo de Administración por su mala administración en la modalidad de administración fraudulenta. por ello se hace increíble que en lugar de cumplir sus obligaciones que marca el artículo 166 de la Ley de Sociedades Mercantiles: vigilar la gestión, conducción y ejecución de los negocios de la Sociedad y haber solicitado la rendición de cuentas desde el momento que hubiera observado anomalías y los embargos; se enfoque junto con Edgar Cruz Muñoz en buscar la remoción de la Directiva Ejidal actual, con el único interés de dejar sin efectos la carpeta de investigación FGE/QR/CAN/UAT/06/6909/2019 con número de caso FGE/QR/BJ/06/12434/2019, remarcó el comisario ejidal de Bonfil.

 

Por otra parte, el asesor y contador de la directiva ejidal actual Marco Coronado con base en la lectura del resolutivo del Octavo Tribunal Colegiado del Primer Circuito, del 6 de octubre de 2016, se definió que la venta de terrenos ejidales, de Bonfil, no son deducibles de impuestos por efecto de la venta de estos, lo que contradice el pago del Impuesto Sobre la Renta (ISR) que se retiene a cada vendedor, según sentencia del Juicio de Amparo Directo.