Muerte del PRI aseguró Alejandro Solalinde en visita por Quintana Roo; se reactiva la lucha limítrofe contra Campeche en pleno proceso electoral y se denuncian además nepotismo y acciones irregulares ante la Fepade 

Héctor Cobá

@HctorCob 

Cancún.- Muerte del PRI aseguró Alejandro Solalinde. Reactivar la lucha por la recuperación del territorio de Quintana Roo, despojo realizado por el exgobernador de Campeche Jorge Salomón Azar García, y ratificado por José Antonio González Curi. El gobernador quintanarroense y elecciones sucias de color azul y amarillo se avecinan, tráfico de influencias, torcer la ley a modo, y favorecer los deseos.

Con la toma de protesta del capítulo Benito Juárez en Cancún del Comité Cívico pro Defensa de los Límites del estado de Quintana Roo se reactivan las acciones de la lucha por la recuperación del territorio de Quintana Roo, despojo y acción abusiva realizada por el exgobernador de Campeche Jorge Salomón Azar García y ratificado por José Antonio González Curi.

Son 10 mil 200 kilómetros cuadrados la superficie que se reclama, en la que fácilmente caben los estados de Quintana Roo y Tlaxcala, misma que no fue defendida por el  exgobernador Joaquín Hendricks.

Los dos estados que fueron territorios: Baja California y Quintana Roo tienen sus límites delimitados, los demás estados de la república no.

 

La muerte del PRI

Alejandro Solalinde cual digno heredero de la línea crítica del polémico Sergio Méndez Arceo (QEPD) espetó en su reciente visita a Cancún, que el Partido Revolucionario Institucional (PRI) en la lucha política está muerto y que todavía no se ha dado cuenta. Así como no hay que hacernos tontos no son tres los candidatos a la presidencia de la república de México, sólo es uno, en clara alusión a Andrés Manuel López Obrador. Los otros dos son más de lo mismo. Aunque hay personas muy responsables en cualquier partido de México.      

Hoy la sociedad civil todavía cree que las cosas pueden cambiar, no tenemos  que pedirle nada a los Estados Unidos, nada para reconstruir el país. Tenemos que responder a las necesidades de ahora. Luchar contra la corrupción. Vivimos en una sociedad bien juzgona y excluyente. El mundo puede cambiar pero necesitamos un referente. El capitalismo ha detonado una migración forzada. Trump es una persona enferma y desequilibrada.

                          

Nepotismo, libertad y denuncias

Sí que se le amontonó el trabajo a los actores principales del poder Ejecutivo, Legislativo y Judicial del estado de Quintana Roo, en fin igualititito a los funcionarios y usanza del borgista sexenio pasado.  

También le tocó a la ya no tan recién estrenada Comisión Anticorrupción, acusada de omisa por los puestos que favorecen a la esposa y hermana en puestos administrativos bien pagados del héroe y especialista en justicia, licenciado en Derecho por la Universidad de Quintana Roo, maestro en Derecho Corporativo por la Universidad Anáhuac, maestro de Derecho Electoral por el Instituto Prisciliano Sánchez del Tribunal Electoral Poder Judicial del Estado de Jalisco en donde obtuvo promedio general de 100, (sí leyó usted bien: cien, 100): Sergio Avilés Demeneghi.

El denunciante Raúl Fernández León, delegado estatal de la Comisión Nacional e Internacional de Organizaciones y Confederaciones de Derechos Humanos con la ley en la mano, bueno en el escrito que presentó, balconea regacho al especialista en justicia, quien está a punto de finalizar su periodo de tres años, iniciado en 2015 como consejero electoral del Organismo Público Local Electoral (OPLE) Quintana Roo que finaliza el de octubre de este año.

De éste solicitó ante la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales (Fepade), el pasado 29 de enero de 2018, en las oficinas de la ciudad de México, nada más y nada menos la destitución o remoción del “Justiciero” del citado organismo quintanarroense, a quien se acusa de violar el artículo 18 de la Ley General de Delitos Electorales, al participar, siendo funcionario, para la elección de magistrado del Tribunal de Justicia Administrativa (TJA), por lo que piensa existe tráfico de influencias.

Y es que este “Justiciero” se porta de manera similar a la efigie de la justicia, con los ojos vendados para impartir la ídem, al parecer ni cuenta se dio de la    violación del artículo 12 del Código Penal Federal, el que marca: ninguna persona que ocupa algún cargo puede participar en otra convocatoria, sino es que renuncia al cargo, además de esperar dos años para ocupar uno nuevo.

Se puso de pechito al realizar todos los actos necesarios para ser parte del Tribunal de Justicia Administrativa por ocho años, a pesar de sus funciones aún vigentes en el Organismo Público Local Electoral (OPLE) Quintana Roo, las que finaliza en octubre. Hechos de los que responsabilizó al gobernador Carlos Manuel Joaquín González y al poder legislativo, a los diputados locales Mayuli Martínez Simón, el ultralento con la Ley de Movilidad Fernando “Chino” Zalaya Espinosa, Lorenzo Martínez Arcila, Juan Ortiz Vallejo, Emiliano Ramos, uno de los aspirantes a candidato a la presidencia municipal de Benito Juárez por el PRD.

En la conferencia de prensa, Fernández León resaltó que dichas acciones para evaluar a los más de 68 interesados para ser magistrado del TJA, estuvieron a la vista del ejecutivo estatal y sólo fueron aprobadas por los diputados del Partido Acción Nacional (PAN) y Partido de la Revolución Democrática (PRD) que asistieron a la sesión respectiva.     

Para que amarre la denuncia que presenta el sello de recibido en la OficialÍa de Partes no sólo se quedó en la Fiscalía Especializada para la Atención de los Delitos Electorales, en el escritorio de su titular Héctor Marcos Díaz-Santana Castaños sino que el caso de Avilés Demeneghi llegó al Instituto Nacional Electoral (INE), a todos los consejeros de la instancia, el mismo día, después de ir a la Fepade.  

Aquí se solicita la destitución del renombrado consejero quien nada tonto a punto de finalizar su periodo de dos años como consejero electoral del Organismo Público Local Electoral (OPLE) solicitó ser magistrado del TJA para ocho años sin terminar el anterior encargo. Lo que motivó ser denunciado por cometer hechos que atentan contra la independencia e imparcialidad del OPLE Quintana Roo.

Las pruebas hablan: el 21 de noviembre de 2017 la Legislatura del Congreso del Estado de Quintana Roo emitió la convocatoria pública y abierta para designar a cinco magistrados del Tribunal de Justicia Administrativa, tras la publicación de la convocatoria el mismo Congreso publicó la lista de los aspirantes que cumplieron con los requisitos establecidos, que pasaron a la etapa siguiente de selección, una entrevista, ¿y?

Sí, ¡atinó lector! El 13 de diciembre de 2017 compareció para el anhelado puesto Sergio Avilés Demeneghi ante la Comisión Anticorrupción, Participación Ciudadana y Órganos Autónomos en el Congreso de Quintana Roo. Cinco días después llegó a manos del gobernador quintanarroense la lista de aspirantes aptos, que fue devuelta con las binas posibles, donde no apareció el “Justiciero”.

Ante esa realidad de un delito en grado de tentativa, tipificado en el artículo 18 de la Ley General en Materia de Delitos Electorales, en relación al artículo 12 del Código Penal Federal. ¿Qué pasará será su propio defensor el presunto, pisará la cárcel, se aplicará el estado de derecho en Quintana Roo? De hacerlo así, significará el asesinato del ¿encarcelado o libre?, efecto y espíritu Borge. Tiene la palabra el lema: Oportunidades para todos, ¿será?        

Sin embargo, tras las denuncias en la Fepade e INE la titular de la Comisión Anticorrupción, Participación Ciudadana y Órganos Autónomos en el Congreso de Quintana Roo diputada Mayuli Martínez Simón, es la hora que no ha dicho esta boca es mía.

Insistió en que estas acciones son señales que habrá elecciones sucias en Quintana Roo, no vamos a tener la certeza de que haya un proceso electoral limpio, sino una inclinación a dos colores, uno azul y uno amarillo, donde el gobernador propone a su propio operador político, avalado por Lorenzo Martínez Arcila, Mayuli Martínez Simón, Fernando “Chino” Zalaya Espinosa, Juan Ortiz Vallejo y Emiliano Ramos, quienes bien que conocen el cargo que ostenta Avilés Demeneghi.

Aún hay más como dijo el finado Raúl Velasco, el angelito justiciero ha logrado colocar a su esposa RMR como secretaria técnica de la Comisión Anticorrupción, mientras a su hermana Ileana, es juez de primera instancia en Playa del Carmen, sin reunir los requisitos exigidos. Nepotismo, ¿cuál?

Por último censuró que el reciente titular de la Comisión de Derechos Humanos del estado de Quintana Roo Marco Toh es parte del clan borgista, mientras que la responsable de la Comisión Anticorrupción es una fiel del aún senador y exgobernador Félix González Canto. Y que por alguna razón el influyente exdiputado Pedro Flota Alcocer tiene preeminencia sobre los actuales diputados Lorenzo Martínez Arcila y Emiliano Ramos…

Borge: ¡corrupción! Fue la respuesta acerca de qué opinaba del PRI, con el preámbulo ¿Qué quieren que opine del nuevo PRI?        

Del torvo pregunta el efecto y espíritu Borge ¿está encarcelado, libre?