Parte de la comunidad cultural quintanarroense seguro aporta su talento y proyectos para que se los apoyen en la etapa siguiente de la Milpa Real, perdón Milpa Cultural, el jolgorio.

Héctor Cobá

visionsur.mx

Twitter: @HctorCob

Facebook: Héctor Cobá

hectorcobáEsta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

Fotos: Archivo

Los gobernantes del nivel que sea, municipal, legislador federal o local, estatal o administradores públicos sí que están acostumbrados a esquilmar a la población con el trabajo voluntario sin pago alguno cuando sí se cuenta con el presupuesto para el estipendio debido.

Redondeo a favor de Petróleos Mexicanos (Pemex), donación de sillas de ruedas, andaderas, bastones y muletas para donar en comunidades marginadas, labor voluntaria para recoger sargazo en las playas, el descarado robo de talento sin pago alguno de los actores culturales, de al menos cuatro municipios, con pago sólo para los coordinadores de las mesas de trabajo.

Morena también le entra a la esquilmada voluntaria. Aún se puede leer las pintas en paredes de la ciudad cancunense “Se solicitan voluntarios para la cuarta transformación”. 

 

En ese tenor el trabajo gratuito aportado por promotores culturales, escritores, músicos, artistas plásticos de los municipios Benito Juárez, Bacalar, Felipe Carrillo Puerto y Solidaridad. Lo que se obtiene en la milpa cultural (estrategia para identificar las necesidades en la materia: sondeo y diagnóstico), trabajos cuya responsabilidad administrativa es del superdelegado, sin serlo: Arturo Abreu Marín, dizque coordinador estatal de los programas de desarrollo del gobierno de México. Su pretexto es para mejorar y conocer de manera más precisa las debilidades y oportunidades culturales, y así poner a su alcance mejores actividades para su crecimiento social e intelectual, ajaaaaa.

Parte de la comunidad cultural quintanarroense seguro aporta su talento y proyectos para que se los apoyen en la etapa siguiente de la Milpa Real, perdón Milpa Cultural, el jolgorio. Lo que de todas maneras no deja de ser un robo de talentos y proyectos a los pocos o muchos asistentes de los foros municipales para saber cómo anda el quehacer cultural en el estado, municipio por municipio. Este trabajo intelectual debe recibir un pago monetario a cambio de no hacerlo este aporte no deja de ser un robo de ideas, de talento y proyectos.

Los recales de sargazo encendieron la sinapsis de la señora Mara Lezama y ésta convoca a los cancunenses para trabajo voluntario y recoger el sargazo que recala en las playas de los hoteles.

La señora siempre festina que los pagos del predial para las arcas del Ayuntamiento benitojuarense fueron buenos, por lo tanto, se cuenta con el recurso extra para pagar por hora a quien desee colaborar en lugar de pedirle trabajo gratis a las asociaciones y agrupaciones; es más por la cercanía cercana con el club Atlante, este equipo también convocó a trabajo voluntario para recoger sargazo. Se seguirán dejando los cancunenses explotar de esa manera tan vil.

Otro abuso a nivel nacional es el expuesto por las autoridades de Petróleos Mexicanos (Pemex), los que ya se relamen los labios porque desean que en las compras se redondee a favor de Pemex. Redondeo voluntario, dependiendo de la voluntad del comprador. Aunque de mil personas que le preguntan 985 dicen no al redondeo. Más al descubrir las trapacerías con el Teletón y los empresarios cuates de las costumbres televisas.  

                

Uno más que recurre a las donaciones es el diputado federal y presidente de la Comisión de Turismo, quien lleva a cabo un recorrido por la zona maya para dar a conocer la constitución de Quintana Roo traducida a la lengua maya. Donde además dará consultas médicas y medicinas, se donarán operaciones costosas a personas de escasos recursos; también solicita sillas de ruedas, andaderas, bastones y muletas para darlas en donación. Esto huele a precampaña para ser el gobernador de Quintana Roo, aunque todavía faltan tres años para se vaya el señor Carlos Manuel Joaquín González.      

Como se dijo al principio en Quintana Roo sin que haya diferencia entre legisladores federales, deportistas, gobernantes municipales, administradores públicos federales hacen uso y abuso de las donaciones, del trabajo voluntario. Saludando con sombrero ajeno los resultados sin que los voluntarios reciban ningún reconocimiento, ni las gracias, y por supuesto ningún pago económico  por una labor que sí debe recibir sus billetes.